3/03/2007

Adivina quien viene esta noche


Hoy comentaré una película en la que los anfitriones de la maravillosa cena son dos de mis actores favoritos de siempre y una de mis parejas perfectas, me refiero a Katharine Hepburn y Spencer Tracy, a los que les debo sin duda, infinitas tardes del mejor cine. En esta película se dieron circunstancias muy especiales que rodearon al rodaje. Por ejemplo la chica que hace el papel de hija de Katharine Hepburn era en realidad (Katharine Houghton) sobrina suya y realmente este papel fue excepcional. Otro hecho y este bastante más trágico fue la penosa situación física en la que se encontraba Spencer Tracy y que le llevó a su fallecimiento a los pocos días de finalizar el rodaje de la película, sería pues la última vez que la genial pareja rodaría juntos.
Spencer estuvo rodando sólo por las mañanas tres horas para poder aguantar hasta el final.

Esta película esta rodada en 1967, y no es una época tan sencilla como la actual para ver una relación entre un hombre negro y una mujer blanca (aunque para mucha gente eso sigue siendo un problema por desgracia), en esa época son asesinados (por orden cronológico) entre otros, J:F.Kennedy, Malcom X y Martín Luter King, y los matrimonios interraciales en muchos estados eran ilegales, es decir las relaciones entre la sociedad conservadora y la progresista no eran fáciles.

El hecho es que la película trata el tema de manera muy suave, (muy suave por las circunstancias que explicaría el director en más de una ocasión, sobre la situación en esos momentos y porque quería destacar que el único problema que debía haber en esa pareja debía ser el color); es decir el hombre “de color” resulta ser un médico muy “educado” que trabaja ni mas ni menos en la OMS y debe ir a Ginebra a trabajar, vamos una joyita, ella reconozcámoslo también es un bombón, en fin una pareja perfecta en la que según palabras del propio Matt (el padre de la chica) soló hay un problema de pigmentación, eso si también les advierte a la joven pareja:

“Habrá un millón de personas, aquí en nuestro país que se asombrarán, ofenderán y horrorizarán ante vuestra unión, y tendréis que afrontar esas consecuencias tal vez durante el resto de vuestra vida. Pero debéis ignorar a esos pobres diablos o compadecerlos, porque son esclavos de sus prejuicios, fanatismos, ciegos odios y estúpidos miedos, y cuando llegue el caso debéis uniros el uno al otro estrechamente desafiando a esos mentecatos”

No se si sería buen médico en la ficción pero en esta película Sidney Poitier esta que se sale y ese año también hizo otro peliculón “rebelión en las aulas” (“To Sir, with love”) de esta hablaré un día en especial porque es otro peliculón, )

La película comienza con la pareja aterrizando en San Francisco en los años 60, llegan a casa de los padres de ella y aunque él quiere ir a un hotel para coger un vuelo a Ginebra por la noche ella no se lo permite y decide presentarles a sus padres para comunicarles su boda. Su Madre se queda sorprendida pero acepta la situación enseguida, su padre, director de un periódico liberal, actúa pensando sobre el qué dirán y cómo actuarán los demás, los problemas que tendran…, aparecerá un tal Monseñor Ryan que apoyará a la pareja en base a la idea de que toda pareja unida por amor y dificultades extras esta más unida. Por último llegarán los padres de él desde los ángeles, las posturas básicamente serán paralelas a la de los padres de ella.
La escena final es memorable, además del significado cinematográfico que supone ser la última secuencia de Spencer Tracy (con lo que eso supone para el cine) es, no sólo el epílogo a la película sino una declaración de amor a Katharine Hepburn.

Nota 8.2

16 comentarios:

Mad Hatter dijo...

Es una película muy especial en muchos sentidos, por todo lo que comentas. La ví hace muchos años en la tele, y recuerdo el excelente papel de Sidney Poitier, me marcó bastante, porque me dí cuenta del enorme poder que tienen los prejuicios en nuestra sociedad.

atikus dijo...

Desde luego, Sidney Poitier esta enorme en esta peli y ese año en especial, y en cuando a los prejuicios sociales creo que es un tema muy vigente en la actualidad, por eso creo que es una pelicula que no esta pasada de moda (salvando matices) pero el fondo del problema es el mismo.

NoSurrender dijo...

Katharine Hepburn es mi debilidad. Donde estén esos ojos y esa sonrisa, yo me entrego sin remisión. Incluso de más mayor, como en esta película o en el León en Invierno, que es de la época y encima cuenta con mi brutal Peter O'Toole.

Mad Hatter dijo...

Desde luego que no está pasada de moda en absoluto. Recuerdo que también me llamó la atención la ropa tan elegante que lucen los actores en todo momento. Incluso nos parece elegante ahora, y eso que la peli es de 1967, algo muy infrecuente también.

Sintagma in Blue dijo...

Una película maravillosa. Era muy difícil ser tan elegante y tan fresco para tratar un tema tan duro.

atikus dijo...

Bueno Nosurrender es la debilidad de muchos :) y en esta peli parece que tiene los ojos brillantes durante gran parte de las escenas, es increíble como no le cae una lágrima en algún momento, parecía estar adivinando el final de Spencer T. Además era una trabajadora y una profesional impresionante, se levantaba a las 5 para ir a buscar a S.T. a su casa, allí ensayaban e iban al estudio donde rodaban las escenas de él, luego se quedaba ella para rodar las suyas y por la noche regresaba a casa. De Peter O´Toole, que decir otro de los grandes sin duda!!

Bueno Mad supongo que habrá detractores como todo en esta vida pero que le vamos a hacer, ah! Por cierto si quieres te diré que los responsables de vestuario eran Joe King y Jean Louis, en fin…lo que es seguro es que Rockers no eran más bien Mods, jajaja!! (aunque nunca se sabe)

Es cierto Sintagma, en esa época las cosas estaban muy revueltas y creo que los actores el director y el guión tienen clase por todos lados.

desconvencida dijo...

Es una película que me encanta, atikus, nunca me cansaré de verla, especialmente me emociona la manera en que la Hepburn mira a Tracy en cada escena que comparten, sabiendo de alguna manera que será la última vez que trabajen juntos...

desconvencida dijo...

Por cierto ayer RR no paró de hablar de ti, me enteré de cada cosa, jijiji :)

atikus dijo...

Si,Desconvencida, es cierto que tiene una mirada especial, siempre la tenía, pero esa vez mas, y además tenían una relación especial teniendo en cuenta que Tracy era católico y después de casarse una vez no podía volver a hacerlo a pesar de estar locamente enamorado de la Hepburn.

atikus dijo...

RR...hablando de mi??? ..pero si no me conoce??

....:D

El detective amaestrado dijo...

Siempre pensé como tuvo que tocarles las narices a mas de uno pensar en la imagen de un negro cohabitando con una blanca...Les revolvería las tripas, jajaja

atikus dijo...

ya te digo!...por ejemplo a los miembros del KKK, alguno se ahogaría en su propia capucha blanca si su hija se presenta en su casa así :)

Red River dijo...

Nada, atikus, nada, solo fruslerías, que ya sabes que no tengo ni idea de quien eres...

atikus dijo...

FERFECTAMENTE RR!!
...me encantan las fruslerías, este puede ser el comienzo de una hermosa amistad!

memento dijo...

Yo creo que Spencer Tracy está muy infravalorado.

atikus dijo...

Posiblemente,


pero no será por mi, ya sea en esta peli o en "Capitanes intrepidos" en este blog le tendré siempre como uno de mis faforitos sin duda, desde "The Hard Guy" su primera peli, pasando por el famoso Padre Flanagan, en la peli "Forja de hombres" o el marido de KH en "La Costilla de Adan" u otras decenas de films en la memoria de todos ha demostrado ser uno de los mejores...

Archivo del blog